martes, 22 de diciembre de 2015

Viride agri



Hoy día 22 de diciembre he ido a comer con mi hija a un precioso restaurante que llevaba mas de cinco años cerrado a cal y canto como consecuencia de la crisis.
Hace ahora un año y medio nos fue permitido el acceso a este restaurante y pudimos disfrutar de su estado, no se puede decir que decadente pero si de abandono, en este caso de abandono de su actividad habitual. Grandes salones vacíos, mesas puestas, cocinas a punto, y un intruso durmiendo en su interior.

Espero que disfrutéis de las imágenes.































2 comentarios:

  1. PRECISAS FOTOS QUE ENVIDIA SANA.
    FELIZ NAVIDAD!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, celebro que te gusten. Igualmente para ti, feliz navidad y que el año proximo se vean cumplidos tus deseos.
      Salud!!

      Eliminar

Añade tu comentario